Mi pluma cantará una nueva verdad con cada trazo

pluma“¿Por qué me acosáis con vuestros pueriles dilemas? ¿Acaso no os basta con seguir llevando esa frágil existencia, llena de vicios y pecados, y dejar en paz a quien siempre se ha conducido honestamente en la vida? ¡No lograréis que os siga a ese pozo de perdición cuyo camino tan hábilmente floreáis de placeres! Vuestras quiméricas palabras de amor y lealtad se desvanecerán en el aire, pero mi pluma cantará una nueva verdad con cada trazo. Mientras mi voluntad se mantenga firme, mi mente cabal y mi corazón puro, resistiré los embates de vuestras vanas tribulaciones y rasgaré con la probidad de mi espíritu el velo de la falsa seducción. ¡Atrás! Es inútil, jamás sucumbiré a vuestros infames apetitos. ¡Atrás he dicho! Antes vagar por tierras yermas que dejarme arrastrar por los ardientes senderos de vuestros fuegos insaciables. Sé que sois el vano fruto de una conciencia débil y colmada de dudas. Pero… ¡Cómo! ¿Decís que antaño habíais ratificado mis palabras? ¿Que es cuestión de tiempo? Oh, vuestras falacias son prodigiosas… No, me mantendré firme… ¡Silencio! No hay palabra vuestra que me haga flaquear”.

 

¡No lograréis que os siga a ese pozo de perdición cuyo camino tan hábilmente floreáis de placeres! Clic para tuitear

 

(De Crónicas de Ravensburg Vol. II: “Un camino de espinas”)

© 2015 – 2017, Maikel. All rights reserved.

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *