Un viejo jarrón y la Navidad

¡PLAS! –resonó en la estancia vacía. El viejo jarrón  había caído al suelo formando una estela de pequeños pedazos de porcelana blanca y fina. El corazón de Miguel se contrajo. Tardó en reaccionar, y cuando lo hizo se dio cuenta de que esparcidos por el suelo habían quedado 120 años[…] >>